Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

¿Qué es TIC-as?

 

TIC-as un proyecto de Sulá Batsú

TIC-as es un proyecto liderado por Cooperativa Sulá Batsú y que funciona con el apoyo económico del Fondo para la Igualdad de Género de ONU-Mujeres en su programa de empoderamiento económico de las mujeres.

El objetivo principal de TIC-as es crear condiciones de empleo y trabajo de las mujeres rurales en el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en Costa Rica.

TIC-as se preocupa por crear espacios óptimos para que las mujeres puedan insertarse de manera integral en la economía digital, enfocado en las mujeres jóvenes rurales  que tengan el potencial para desarrollar sus emprendimientos basados en tecnología y que estos se orienten a la resolución de problemáticas sociales de sus comunidades.

La estrategia de TIC-as se basa en impactar mujeres jóvenes de esa zona desde cuatro aristas: comunidades, sector educativo sector empresarial y sector político. El proyecto tiene una duración de tres años y se realizará en su totalidad en la zona norte del país, trabajando con niñas, adolescentes, jóvenes estudiantes y mujeres profesionales.

Estrategia. Impactar a mujeres jóvenes de la zona norte trabajando desde cuatro aristas: comunidades, sector educativo, sector empresarial y sector político.

Estrategia. Impactar a mujeres jóvenes de la zona norte trabajando desde cuatro aristas: comunidades, sector educativo, sector empresarial y sector político.

 

TIC-as trabaja desde edades tempranas con niñas, adolescentes, universitarias y hasta mujeres insertas en sector TIC, utilizando metodologías innovadoras que incluyen  arte para el aprendizaje y la transformación para lograr la insidencia. De la misma forma, se trabaja alrededor de las instituciones competentes y el gremio de tecnología para incidir en un cambio cultural del sector TIC, que más adelante se manifieste y se materialice en una política inclusiva y con equidad de género.

Este programa trabaja en alianza con escuelas, colegios, universidades, empresas de tecnología, gobierno local, el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) y otras entidades públicas y privadas de las zonas rurales para que las mujeres participen en la construcción del sector tecnológico costarricense.