Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Publicado por el 28 febrero, 2017 en Conocimiento, Sulá Batsú, TIC y Sociedad

Columna: Conjugar cooperativismo y tecnología en la misma acción

Columna: Conjugar cooperativismo y tecnología en la misma acción

dsc_1447

Por Katherine Marín. ¿Qué es una cooperativa? La Alianza Cooperativa Internacional la define como:

“… una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada”.

Las cooperativas forman parte de una corriente de pensamiento en el que se valora la solidaridad y los vínculos personales por sobre la maximización de las ganancias y la competencia.

Actualmente existen diferentes tipos de cooperativas, las más comunes son las de ahorro y crédito, y las cooperativas de trabajo asociado también llamadas de producción. Sin embargo, el panorama es amplio ya que existen otros tipos además de las mencionadas, por ejemplo: de vivienda, educación, transporte, artesanías, servicios profesionales, mixtas y cooperativas de tecnología. Sí, de tecnología.

Las cooperativas de tecnología son empresas que buscan impulsar proyectos de base tecnológica. Asocian sus conocimientos y capacidades con el fin de lograr el intercambio por una cultura libre. Estas empresas funcionan a través del trabajo participativo y colaborativo con el objetivo de construir propuestas y alternativas para el desarrollo de iniciativas y emprendimientos que posean como elemento principal las tecnologías digitales en diferentes espacios.

Las tecnologías ofrecen soluciones a problemáticas sociales, además de que permiten un mayor acercamiento a la sociedad. Cada uno de los proyectos que se desarrollan en las cooperativas en cuestión, están pensados para brindar soluciones a partir de necesidades, visiones y experiencias de quienes los necesitan.

Esta es una forma de emprender, crear, compartir y resolver inquietudes en conjunto, incentivando la promoción y el desarrollo local.

Los avances tecnológicos han venido transformando por default el mercado, lo cual implica que el mismo está necesitando solventar esos vacíos. Los móviles, la nube, el big data, entre otros, son fuentes intangibles que se traducen en valor.

Conjugar cooperativismo y tecnología es una iniciativa que está latente y al alcance de las personas, permitiendo una nueva generación de líderes y lideresas que se atreven a dar respuesta a problemáticas actuales y están impulsando los cambios sociales y económicos.